viernes, 6 de diciembre de 2013

Carta abierta al Consejo de la Facultad de Comunicaciones


Medellín, 5 de diciembre de 2013


Señores
CONSEJEROS

En vista de la situación actual de la Facultad de Comunicaciones, nos dirigimos a ustedes, Órgano decisorio superior de la Facultad, con el fin de manifestarles ciertos argumentos que, consideramos, se deben tener en cuenta al momento de plantear las determinaciones que dirigirán el rumbo del semestre en curso.

Como primera medida, nos permitimos esbozar lo que ha sido el proceso de la Universidad de Antioquia en cuanto a una coyuntura que empieza a repercutir en las dinámicas de la institución el día 3 de octubre, cuando los estudiantes decidimos empezar un mecanismo de paro, como el método que se ha usado históricamente para asegurar que las necesidades que aquejan a la universidad sean escuchadas y solucionadas. En el marco de este paro, las principales exigencias iban encaminadas a solucionar problemas de Bienestar, Financiación y Normatividad interna de la universidad. Y, cuando se asumen ciertos compromisos, consagrados en un acta de acuerdos entre los estamentos estudiantil y administrativo, se decide pasar a otro momento que, hoy por hoy, convoca a la construcción, en aras de materializar cada uno de los puntos del pliego de exigencias, razón de todas las determinaciones de los estudiantes.

La Facultad de Comunicaciones jugó un papel importante a lo largo de este proceso; a nivel político, contábamos con tres delegados de la Asamblea General de Estudiantes y nuestro Decano era parte de la delegación del Comité Rectoral, quienes participaron de las discusiones que viabilizaron los acuerdos del acta ya mencionada. En las comunicaciones, los estudiantes de la Facultad abanderaron el manejo de la información, contextualizando a los estudiantes que, quizá, todavía desconocían la situación, y sensibilizando a la comunidad en general. Se asumió una responsabilidad para hacer visible el pliego de exigencias, las discusiones, el acta de acuerdos, los atropellos de la administración de la Universidad e, incluso, la huelga de hambre que representó un momento importante de presión de los estudiantes, ante la negativa de las directivas.

Entendemos además que, al cumplirse los logros establecidos por el movimiento estudiantil y, después la firma del Acta 001, nuestra responsabilidad política era seguir construyendo mientras regresábamos a las aulas. Los estudiantes mostramos altura política al levantar el mecanismo en el momento en que era pertinente y necesario. Por esta razón, esperamos que la administración, actor fundamental para la construcción y materialización de las Comisiones y, posteriormente, las demandas del estudiantado, nos muestre la altura política para tomar decisiones pertinentes, oportunas y que vayan en vía de respetar y continuar los procesos que se han venido adelantando.

En este sentido, consideramos que la cancelación de semestre va en contravía de los acuerdos anteriormente mencionados. Asimismo, continuar en pie con esta decisión tendría afectaciones directas para las personas que tienen préstamos con el Fondo EPM y el ICETEX que, sólo por mencionar una cifra, eran más de 130 personas para el semestre 2013- 1, lo que indica que para este semestre son más.

Sumado a esto, nos preocupa cómo se va a solucionar el tema de los estudiantes admitidos en el semestre 2014-1, quienes no podrían ingresar en este periodo y que, en algún momento, se juntarán con otra cohorte, lo que generaría mucho más hacinamiento del que actualmente se presenta, provocando una pérdida de la calidad en la educación.

Antes de tomar las decisiones finales, recordemos que la recalendarización y reprogramación del semestre están consagradas en el pliego de exigencias y en el Acta de acuerdos.






Colectivo Independiente de Comunicaciones Desde el 12

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerizada por: Lasantha y Distribuida Por: Blogger Templates