viernes, 18 de octubre de 2013

Comunicado de la Asamblea General de Estudiantes para la Comunidad Universitaria

La Asamblea General de Estudiantes como, máximo órgano de decisión de la Universidad de Antioquia, durante más de cuatro décadas ha estado a la cabeza de los movimientos sociales que han enarbolado las banderas de una educación pública, de calidad con miras a la investigación y financiada por el Estado. Los estudiantes de hoy nos beneficiamos de luchas pasadas mediante las cuales se conquistaron derechos que en este momento consideramos inherentes a la condición.
Desde hace unas décadas hemos visto cómo, paulatinamente, el Estado colombiano ha reglamentado políticas que van en contra de lo público, como la Ley 30 de 1992, que ha generado una crisis económica en las Universidades Públicas del país. Los estudiantes hemos presenciado cómo estas reformas pretenden hacerse a espaldas de la comunidad afectada y expresamos nuestro desacuerdo. Un ejemplo de esto fueron las movilizaciones masivas en contra del Proyecto de Ley 112 de 2011.
Estos escenarios nacionales tienen su equivalente en lo local y es así como la administración de la Universidad de Antioquia ha realizado reformas al Reglamento Estudiantil de pregrado sin consultarlo con los mismos estudiantes. Esto nos ha llevado a construir un Pliego de doce puntos en el que, entre otras cosas, se demanda la derogación de varios Acuerdos Superiores que han modificado este reglamento y que se han hecho a espaldas de toda la comunidad universitaria.
A su vez, incluimos entre las exigencias la extensión de la exención de matrícula a los estudiantes de estrato tres, la creación de un restaurante estudiantil y el respeto por iniciativas estudiantiles como la huerta ubicada en la Ciudadela Robledo. Todas nuestras exigencias están respaldadas por un estudio tanto político como económico, realizado en diversos espacios y grupos de estudio acerca de cada uno de los puntos que repercuten en el bienestar de los estudiantes.
La Asamblea General de Estudiantes ha dado una muestra concreta de la disposición que tenemos al diálogo, creando un Comité de Delegados, dado que el rector Alberto Uribe Correa, en ocasiones anteriores, había mostrado reticencia a dialogar con toda la Asamblea. Aun así, después de radicado el Pliego, no hemos recibido ninguna respuesta por parte del Consejo Superior Universitario, del Comité Rectoral ni del Consejo Académico. Esto nos lleva a preguntarnos si en realidad existe una voluntad política de diálogo por parte de los directivos de nuestra Alma Mater.

 Finalmente, aunque ésta es una lucha local, también somos partícipes de la lucha nacional por el pago de los 11.3 billones de pesos que el Estado colombiano le adeuda a las universidades públicas del país.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerizada por: Lasantha y Distribuida Por: Blogger Templates