viernes, 14 de octubre de 2011

Yo amo, tu amas, el ama, nosotros amamos, vosotros amáis, ellos aman...


"Yo amo, tu amas, el ama, nosotros amamos, vosotros amáis, ellos aman. Ojalá no fuese conjugación sino realidad." Mario Benedetti

La anterior fue una cita hecha por Patricio Órdenes, estudiante Chileno que el día de hoy estuvo en un conversatorio en la Universidad de Antioquia, haciendo referencia  a que si como Movimiento Estudiantil queremos hacer cambios profundos en el presente que estamos viviendo debemos de ponerle alma, corazón e intelecto a la lucha, que según yo, estamos dispuestos a dar hasta lograr la victoria, una victoria que espero yo, realmente obedezca al fortalecimiento de la sociedad como creadora del estado y máximo poder de la democracia, pero que de acuerdo a las dinámicas globales hemos dejado escapar de las manos del pueblo cayendo en el error de seguir los pasos que gobernantes mediocres y carentes de espíritu social nos han trazado y que Colombia como borrego que sostiene en su lomo la economía de los políticos y gobernantes ha decidido seguir.

Compañeros estudiantes, nosotros como germinadores de esta revolución creámonos el cuento, para que el pueblo crea en nosotros. No creo que estemos dando una lucha en vano, si es así, es mejor no gastar energías, pero si en realidad vamos a dar la lucha hasta lograr el propósito debemos fortalecernos internamente. Creo que ya es un gran paso que muchas IES y Universidades Públicas estén encaminando los esfuerzos desde la acción conjunta: la unidad, una unidad que reconozca las diferencia y la diversidad de pensamiento, que  posibilite mayor riqueza en nuestros argumentos, mayor fortaleza y más propuestas en pro de la causa: un modelo de educación acorde con la necesidades del contexto Colombiano para la construcción de una verdadera democracia participativa.

Para lograrlo, debemos primero hacer respetar el Movimiento Estudiantil, haciendo frente a todas las fuerzas externas que tratan de desestabilizarlo o que lo emplean como escudo de protección, que lo hacen ver como un grupo desorganizado y poco serio. "El movimiento estudiantil no le pertenece a nadie, se pertenece a sí mismo" esta es la concepción de movimiento estudiantil que se tiene en Chile. Para lograr el respeto del movimiento debemos generar nuevos mecanismos de manifestación tanto para la sociedad como para el gobierno, no olvidando que hay unos medios alienados que responden a los intereses del estado... Será con propuestas innovadoras y con sentido que podremos llegar a la sociedad, para lo cual debemos diversificar los espacios donde haya lugar para todos: estudiantes, campesinos, niños, jóvenes, adultos, adultos mayores. Todos ellos deben ser llamados a la participación, a que hablen, a que se sientan parte del cambio de manera propositiva. De manera conjunta podremos construir entonces un modelo de educación fiel al modelo de sociedad en el cual nos encontramos inmersos, logrando que la educación sea emancipadora en sí misma.

Es pueblo es y será siempre nuestro mayor aliado, depende de nosotros que ese aliado se sienta conmovido y tocado por nuestra lucha, llegando al punto de que se vincule a nosotros, se empodere del problema pero más que eso, haga parte de la solución. Para ello debemos pensar como ya se dijo en líneas anteriores desde el intelecto y el corazón, venciendo el miedo a pensar, a reflexionar, a cuestionar, a criticar, a hablar, debemos pensar políticamente y ello implica como lo dijo el compañero Chileno, pensar con perspectiva los cambios que queremos lograr. Nuestra mayor consigna como movimiento estudiantil considero yo, deberá ser el respeto por la diferencia que en lugar de dividirnos, nos integre para construir desde la diversidad. Recordemos que en la unidad está el éxito, en la desunión está el fracaso.

Finalmente, cada uno de nosotros, en esta lucha que estamos dando, debemos de reconocernos como actores potenciales conscientes de lo que hacemos, no hacerlo por simple masificación de la causa. Ya es hora de darle al pueblo Colombiano lo que se merece realmente y no lo que los gobernantes creen que nos merecemos. Hoy somos nosotros los jóvenes quienes estamos convocados a germinar la revolución que beneficie realmente  los intereses  sociales.  

Jonatan Cuadros R
Estudiante de Comunicaciones
Universidad de Antioquia

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerizada por: Lasantha y Distribuida Por: Blogger Templates