miércoles, 26 de octubre de 2011

OTRA MARCHA MÁS


OTRA MARCHA MÁS……
Por Laura Grajales Díez
Hoy, miércoles 26 de octubre, los estudiantes colombianos salimos otra vez a marchar y a luchar por una educación gratuita y de calidad, una educación que sea el estandarte que lleve a este país a una verdadera independencia y que no deje por fuera a nadie, una educación holística que nos convierta en verdaderos ciudadanos y actores de la sociedad.
Y no digo “otra vez” porque esté cansada de luchar, porque no es así. Cada marcha me da más fuerza para la siguiente, cada día que pasa me siento más responsable del futuro de la educación del pueblo colombiano, mi educación y la de todos nosotros y cada vez voy a poner más ganas y más empeño en la lucha estudiantil.
Pero sí hay algo que me tiene cansada… me tiene cansada la doble moral de la fuerza pública colombiana, que se jactan diciendo que su razón de ser es cuidar y proteger al pueblo, pero cuando el pueblo sale a las calles a pedir lo que POR DERECHO es suyo, arremeten con toda su brutalidad y su falta de humanidad tratando de acallar sus voces.
Y es que esa es una de las situaciones que, hasta que no se viven, no se pueden comprender. Lo más fácil es pensar que los estudiantes somos terroristas, guerrilleros, comunistas o lo que sea, y que si nos golpean, nos gasean o nos detienen, es porque lo merecemos, porque lo buscamos, porque eso nos pasa por vándalos.
Pero esa no es la verdad, somos jóvenes estudiantes, no digo que indefensos porque tenemos el poder del conocimiento (algo de lo que “ellos” carecen) pero sí en desventaja, nosotros no tenemos tanquetas, ni escudos, ni caballos y somos vulnerables a cualquiera de sus maneras de ataque violento.
Es verdad que algunos estudiantes también ejercen violencia contra los uniformados, pero no podemos obviar que todos nosotros hemos crecido en un ambiente violento, con medios de comunicación amarillistas que solamente hablan de violencia y nos criamos oyendo hablar de las narco-guerras, narco-política, narco-corridos y muchas otras cosas más.
Entonces, esta es la única manera que muchos conocen para hacerse sentir y, mientras los policías y los ESMAD sigan actuando violentamente, lo más seguro es que se les responda con violencia, porque tampoco nos vamos a dejar maltratar de una manera estoica sin defendernos.
Pero, ¿cómo podría parar este círculo vicioso? La respuesta es muy fácil: “Educa al niño y no tendrás que castigar al hombre”. Los estudiantes no estamos peleando porque sí, porque nos dio la gana, porque no tenemos nada mejor que hacer, estamos luchando porque queremos una educación que sea capaz de parar estos ciclos de violencia y falta de humanidad y que Colombia sea una nación libre, soberana y reconocida por lo que es, un paraíso terrenal, uno de los países más ricos en recursos de todo tipo en el mundo y no por ser un país peligroso, lleno de minas antipersonas y donde los derechos humanos no significan nada para nadie, ni siquiera para los que se supone que son los que los protegen.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerizada por: Lasantha y Distribuida Por: Blogger Templates