martes, 25 de octubre de 2011

CARTA ABIERTA A LA SOCIEDAD COLOMBIANA Y EL SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DE COLOMBIA JUAN MANUEL SANTOS CALDERON


Los estudiantes colombianos reunidos en diversas asambleas estudiantiles y que coordinan su pensamiento y acción en la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE), nos dirigimos a los estudiantes de secundaria, amas de casa, campesinos e indígenas, movimiento sindical y demás organizaciones sociales, gremios económicos, iglesia, partidos políticos, congresistas y el presidente de la Republica, para manifestar el rotundo rechazo a la propuesta de Nueva Ley de Educación Superior (“Por la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior”), por las razones que enumeramos a continuación:

1. No es una propuesta construida democráticamente por los actores de la universidad colombiana (profesores, estudiantes y trabajadores). Ningún estamento fue consultado o tenido en cuenta en la elaboración del mencionado proyecto de Ley; Desde el Ministerio de Educación Nacional (MEN) se realizaron foros de socialización, más no de discusión y debate, además de ello los aportes de la comunidad académica no se tuvieron en cuenta.

2. A pesar de que el gobierno retiró los artículos que permitían la creación de Universidades con ánimo de lucro, el Proyecto de Ley mantiene diversos mecanismos mediante los cuales se permite el ánimo de lucro y la lógica propia de los negocios en la universidad colombiana, como las universidades mixtas, el énfasis en el crédito educativo y el carácter del FODESEP que desde todo punto de vista desfiguran el carácter de la educación superior ligándola a la racionalidad empresarial y en especial del sistema financiero. Vemos con preocupación que el derecho al acceso a la educación superior se vea afectado por la reciente aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con E.E.U.U, que busca convertir este derecho fundamental en una mercancía y además permite que se desfigure su papel crítico, creador y transformador de nuestras realidades, convirtiéndolo en un elemento más de transmisión de valores culturales ajenos a las necesidades de cambio y transformación de la nación colombiana.

3. Que el Proyecto de Ley no resuelve los problemas de financiación, autonomía y democracia de la universidad colombiana: 

a) En primer lugar porque hay cerca de 3 millones de jóvenes que están por fuera de la educación superior, y que los recursos que propone el gobierno nacional son insuficientes para ampliar los cupos universitarios en la universidad pública colombiana, además de ser exiguos para aumentar su capacidad investigativa.

b) Porque el mecanismo con el que se distribuirá la mitad de estos nuevos recursos están ligados a indicadores de gestión que condicionan los programas académicos de las universidades, violando de manera flagrante la autonomía universitaria.

c) Porque se dejan intactas las estructuras de poder al interior de las universidades que reproducen valores antidemocráticos y de exclusión al interior de los claustros educativos, lo cual se manifiestan entre otros aspectos en la composición de los Consejos Superiores Universitarios.

4. Porque el proyecto de ley está enmarcado en un modelo educativo que no compartimos como estudiantes, y que queremos poner en el debate público con la sociedad. Tenemos una divergencia estructural con el proyecto, ya que profundiza la crisis de la Educación Superior generada después de 19 años de aplicación de la Ley 30.

5. Por último rechazamos las aseveraciones realizadas por el presidente de la republica y funcionarios del gobierno en contra de la movilización y protesta de los universitarios colombianos, afirmando que están infiltradas por actores al margen de la ley, pretendiendo restarle legitimidad a nuestro inalienable derecho a la protesta y la movilización y, a su vez, colocando al conjunto del movimiento universitario y sus dirigentes en una situación latente de vulnerabilidad y riesgo, por parte de los organismos de seguridad del Estado y actores armados.

Por las anteriores razones le exigimos al gobierno nacional:

1. Retirar del Congreso de la Republica, el Proyecto de Nueva Ley de Educación Superior, “Por la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior”. 

2. Que se construya una metodología vinculante, decisoria y democrática en la cual los estamentos (Estudiantes, Profesores, Trabajadores, entre otros) de todas las Universidades del país, generen como producto una Nueva Ley de Educación Superior.

3. Retirar de todos los campus universitarios, de sus entradas y zonas aledañas las fuerzas de policía y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (E.S.M.A.D), la libertad para los estudiantes detenidos en el marco de las movilizaciones, y las garantías políticas y civiles para desarrollar el derecho a la protesta, la movilización y organización de los estudiantes en todos los espacios del territorio nacional.

Creemos firmemente en la necesidad del debate público en el cual, gobierno y estudiantes, confrontemos argumentos sobre esta nueva ley de Educación Superior, de manera transparente y de cara a la sociedad Colombiana. Llamamos a esta última a que juntos nos movilicemos y construyamos un gran debate nacional por la educación, por el país de hoy y del mañana, que permita construir una educación y una universidad para la democracia, la justicia social y la paz.

Mesa Amplia Nacional Estudiantil -MANE-
Bogotá D.C, 16 de octubre de 2011









0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerizada por: Lasantha y Distribuida Por: Blogger Templates